HOLA SOY FLAVIA PEGUERO. LES PRESENTO EL BLOG.

viernes, 31 de octubre de 2014

martes, 7 de octubre de 2014

TRES TIPOS DE CONDUCTAS EMITEN LOS ORGANISMOS.

   Recientemente, mientras impartíamos las clases, ante la pregunta ¿Cuántos tipos de conductas emiten los organismos? una estudiante levantó su mano pidiendo responder y nos sorprendió con su respuesta al contestar: "tres tipos de conductas".
   Naturalmente que la mayoría de los compañeros rieron, pues hasta donde conociamos el organismo solo emite dos tipos de conductas observables, medibles y producibles o controlables, dadas por el tipo de condicionamiento que reciben los organismos, son estas refleja o respondiente y operante o instrumental, caracterizadas ambas por responder al medio ambiente la primera y accionar hacia el medio la segunda. Sin embargo analizando estas conductas emitidas por los organismos, hemos de reconsiderar la respuesta de nuestra alumna, para evaluar nuevamente la teoría de que solo dos tipos conductas manifiestan los individuos. Por tanto, pasamos a describir las conductas desde una perspectiva diferente, desde la cual encontramos que en realidad existe una tercera conducta.

   Presentamos las tres respuestas para mostrar las diferencias y las principales características que se advierten en cada una de ellas, cuando son accionadas por el sujeto.
   a) La conducta refleja o respondiente es emitida por el sujeto hacia el ambiente. Pero como ya sabemos será necesario presentar al organismo un estímulo evocador para que se manifieste. Es una conducta que aflora desde el sujeto hacia exterior, pero necesita ser provocada. Para que una determinada respuesta refleja se manifieste, se hace necesario escoger el estímulo evocador adecuado y así obtener la respuesta que se busca producir en el sujeto provocando intencionalmente su reacción. Por ejemplo, en el experimento de Pavlov, la presentación del alimento al perro hambriento hace que se manifieste la respuesta de salivación. También aflorará la respuesta refleja, cuando sin intención o casualmente aparezca ante el individuo el evento ambiental provocador de la misma.     
     Veamos otros ejemplos de carácter sistemático y medio ambiental:  
     Intencional o sistemático:
     "El doctor pega con el martillo ortopédico en la rodilla del paciente y este levanta su pierna".
     "Las pupilas del paciente se contraen cuando el doctor aplica en ellas la luz de la linterna". 
      En ambos ejemplos las respuestas reflejas visibles, observables y medibles fueron provocadas de manera intencional o sistemática por el medio ambiente (el doctor) quien se constituye en manipulador de ese ambiente cuando acciona con el martillo y la linterna sobre la rótula y pupila del paciente, manifestandose con ello una situación de interacción sujeto-sujeto.
     Desde el medio ambiente:
     "Este frío tan intenso hace que Lily muestre temblores".
     "El viento fuerte levanta una polvareda haciendo que Lily cierre los ojos".
    En cada caso, estos eventos fortuitos del medio ambiente (el frio y el viento fuerte) liberan suficiente energía en el organismo, para hacerle reaccionar con respuestas visibles, observables y medibles. Son estímulos evocadores de las respuestas reflejas (temblores, cierra los ojos) en una situación ambiente-sujeto.
   Se observa en cada caso que las respuestas reflejas o respondientes son involuntarias, el organismo provocado no puede evitarlas, por lo cual siempre que se presenten los estímulos que las evocan, ellas se manifestarán, esto hace que su tasa de ocurrencia sea altamente predecible. Siempre que el sujeto se encuentre bajo las condiciones apropiadas para responder al estímulo específico de cada respuesta particular, será fácil de repetir y cuantificar. Esta característica hace que su tasa de ocurrencia sea predecible.
    b) Veamos ahora la respuesta operante o instrumental, que contrario a las reflejas o respondientes son voluntarias. El sujeto manifiesta esta conducta a voluntad, por lo que no hay estímulo evocador aparente para hacer que se manifieste ninguna operante. El único estímulo capaz de hacer que se manifieste una operante es el discriminativo o controlador de una respuesta particular. El poder de este estímulo que pertenece al grupo de los evocadores por su característica de aparecer previo a la conducta, se hará posible solo a voluntad del sujeto cuya conducta controla. Es el mismo sujeto quien asume este estímulo como controlador de su respuesta luego de un condicionamiento, por tanto, solo si el sujeto lo advierte y decide ir tras el estímulo para acercarse a su respuesta final, su control funcionará. Veamos ejemplos que muestran esta característica:
    "Carola está sentada leyendo, escucha el teléfono sonar pero no contesta".
    "El conductor guia su auto y no lo detiene frente al semáforo en rojo".
    "El perro no corre a la cocina cuando suena la funda con su alimento".
    En cada uno de estos ejemplos, los sujetos en cuestión ya están condicionados para dar respuestas a cada uno de estos estímulos controladores de sus respuestas, el sonido del teléfono, la luz roja del semáforo y el sonido de la funda con el alimento, pero no lo hicieron. Esta característica de la repuesta operante donde el sujeto responde voluntariamente, no permite establecer con acierto su tasa de ocurrencia, por lo que estará sujeta a la probabilidad es decir que los ejemplos expuestos Carola, el conductor y el perro pudieron responder de forma diferente tomando la llamada, deteniendo el auto y coriendo a comer. La manifestación de una conducta operante frente a su estímulo controlador será altamente probable pero no asegura su ocurrencia. Esto cual no permite predecir su ocurrencia cayendo la misma en una relación probabilistica.
   Sin embargo, cuando analizamos la conducta operante tratando de encontrar las causas de su ocurrencia, hemos llegado a la conclusión, de que el reforzamiento que recibe a través del condicionamiento es lo que hace que se manifieste como una repetición a partir de la primera vez en que fue reforzada al comienzo de la experiencia o sesión de entrenamiento. Entonces decimos que cuando una operante se manifiesta es porque ya está condicionada. Pero la pregunta siempre queda, si no existe un estímulo previo observable, medible y producible que provoque a una respuesta operante ¿qué es lo que inicialmente hace que un sujeto manifieste conducta operante?
    Profundizando aun más en la búsqueda de la real causa que provoca una operante sin que todavía se haya condicionado y aún después del proceso de condicionamiento, hemos encontrado que la causa real de su manifestación hacia el ambiente, es otro tipo respuesta interna del mismo organismo y que llamaremos tercera respuesta si la sumamos a las dos anteriores respondiente y operante.
    c) Esta tercera respuesta, que algunos teóricos nombran como estímulos innatos sin que realmente sean estímulos, aunque son estimulantes en realidad son respuestas internas del organismo, son la causa real que dan inicio a una operante. Estas respuestas en sus efectos sobre el organismo, son iguales a los estímulos llamados liberadores (incondicionados o evocadores) que se encuentran en el medio ambiente y, al igual que estos liberan suficiente energía desde el interior del cuerpo hacia el exterior provocando en los individuos la manifestación de una conducta observable, en este caso la conducta operante.
   Estas respuestas que hemos llamado liberadoras, por sus efectos parecidos a los estímulos liberadores (evocadores e incondicionados) pasan a ser controladoras de las conductas operantes, es decir que cuando se manifiestan en el interior del organismo hacen exactamente el mismo efecto o papel de doble función que un estímulo discriminativo, ya que se presentan como controladora y reforzador condicionado de la respuesta que le sigue, en una cadena de estímulos y respuestas, para mantener unida la cadena.
   La respuesta liberadora provoca en el sujeto una cadena de estímulos y respuestas, haciendo el papel de estímulo discriminativo y reforzador condicionado a la vez, hasta que el sujeto consiga la respuesta final. Veamos el ejemplo:
    "Mila exclama: !que hambre tengo! y acto seguido va a la cocina destapa la olla, toma el plato, sirve la sopa y come".
    Puede usted apreciar la cadena de respuestas y estímulos llevadas a cabo por el sujeto Mila, pero no se advierte en ningún momento un estímulo visible provocador de la misma, pero sí tenemos una conducta de característica audible en la exclamción "que hambre tengo". Como ya sabemos las características de la conducta implica que puede ser hablada, escuchada y pensada, por lo que en el ejemplo expuesto pudimos escuchar a Mila decir que tiene hambre.
    El hambre es una respuesta fisiológica interna de los organismos, se constituye en el impulso inicial que libera suficiente energía para llevar al sujeto que la siente a operar cualquier conducta que le lleve a satisfacer esa necesidad. Es una respuesta liberadora o controladora de todas las operantes que manifiesta el individuo en busca de alimentos para satifacer su necesidad de comer.
   Este tipo de respuesta interna o fisiológica, está más relacionada con la biología y comportamiento, guardando una relación directa con la motivación de los individuos para manifestar las operates que lo llevarán hacer todo lo posible en pos de satisfacer las necesidades que desde su sistema interno lo impulsa hacia el medio ambiente en busca de los elementos propios de cada necesidad homeostástica y conservación de las especies como son el hambre, la sed y el sexo.
    Entonces proponemos que los organismos manifiestan tres tipos de respuestas: operante, refleja y liberadora, cuyas características mostramos a continuación:
   1. Operante o instrumental: es voluntaria. observable, medible y producible. No depende del ambiente, es el individuo quien opera sobre el ambiente y dependiendo de sus consecuencias se modifica o se altera.
    2. Refleja o respondiente: es involuntaria, observable y producible. Depende del ambiente, para manifestarse, es el medio ambiente el provocador de la misma.
  3. Liberadora de energía o controladora: es involuntaria, emocional o interna, no observable, es producible y controlable, provocadora de respuestas operantes, está sujeta al individuo, cuya conducta externa del tipo operante controla, por lo que es una respuesta interna controladora de conductas externas.
   Para mayor edificación sobre este tema, acceder y leer ESTÍMULOS LIBERADORES Y RESPUESTAS LIBERADORES.
    Gracias por participar en nuestro blog. No olvides dejar tu comentario. FLAVIA PEGUERO.
  Propiedad de Flavia Peguero, protegida legalmente por ley 65-00 del derecho de autor avalada por acuerdos internacionales.

domingo, 25 de mayo de 2014

MOLDEAMIENTO DE CONDUCTA OPERANTE

   El proceso de moldeamiento consiste cambiar conductas operantes simples ya existentes en el repertorio de un sujeto por otras nuevas más complejas. Forman parte del moldeamiento de una operante, otros procesos de condicionamientos como son: 
   1. El reforzamiento diferencial, el cual define la complejidad de moldear la conducta elegida, y consiste en reforzar las respuestas deseadas y no reforzar otras que deseamos extinguir. 
  2. La adquisición y la extinción, que como ya sabemos son procesos arbitrarios de los condicionamientos, parte de cualquier cambio intencional o fortuito en la conducta. La primera, viene como consecuencia de la conducta, ante la aparición del reforzador, el cual permite la creación de operantes nuevas o el aumento en la frecuencia de la ya existente. La segunda, que se presenta cuando una operante deja de ser reforzada en un momento determinado y no se manifiesta por falta de refuerzo. Siempre aparecerá luego de la adquisición, pues donde aparece una conducta nueva o incremento en la frecuencia de la misma, es porque se extinguió la anterior, varió la frecuencia y/o cambió la experiencia del sujeto con el medio (ver tema: Adquisición y Extinción de conducta operante).

   MOLDEAMIENTO DE CONDUCTA OPERANTE

   El hecho de que debemos esperar a que una conducta operante ocurra para que se pueda reforzar, hace que parezca imposible crear nuevas operantes. No obstante, la respuesta operante nueva o que no existe en el repertorio de un organismo, puede ser creada mediante el proceso de moldeamiento.
   Para poder entender como se lleva a cabo el moldeamiento de una conducta, y como funciona pasemos a considerar algunos efectos de la presencia o ausencia de reforzamiento frente a una determinada conducta (ver temas: Reforzador positivo y la actividad, Reforzamiento y la topografía...).
   El reforzamiento diferencial cuya modalidad implica reforzar y extinguir, son las herramientas de condicionamiento que se utilizan para crear o moldear conducta operante nuevas o que ya existen en el conjunto de respuestas que presenta un sujeto. Mediante el reforzamiento y la extinción se modifican la tasa de frecuencia y la topografía de las respuestas que componen una operante, llevando a cabo los siguientes pasos previos:
   1. Asegurar que el reforzador a utilizar sea efectivo para el sujeto.  Esto se logra privando al sujeto del reforzador durante un período de tiempo, antes del iniciar el proceso.
   2. Enseguida se debe escoger la conducta exacta que queremos que el sujeto adquiera, cambiarla o implementar la frecuencia de la misma.
   3. Cual es la secuencia exacta de unidades de respuestas que se desea implementar.
  4. Una vez que hayamos decidido cual es la conducta final, comenzamos por reforzar las aproximaciones que se acerquen a ella. 

   PRACTICA DE MOLDEAMIENTO
   
  Analizados los principios básicos y procesos que se utilizan en el moldeamiento de la conducta operante, vamos a ponerlos en práctica para moldear la conducta de un grupo de aves o pichones de gallina (pollitos).
   La conducta exacta es comer, y el propósito de nuestro experimento es hacer que realicen una serie de respuestas en una secuencia de línea recta, desde la jaula hasta la mano del experimentador y coma del alimento que él le ofrece en sus manos. Esta conducta rara vez la harían estas aves en circunstancias ordinaria o medio ambiente natural.
   Primer paso. Establecer una linea base de reforzamiento, este punto a conveniencia del experimentador, quién dispondrá la frecuencia de aplicación del reforzador basado en las características  particulares de las aves a estudiar.
   Segundo paso. Privar de reforzador positivo (alimento) a la aves. Esto provocará en ellas la respuesta fisiológica de hambre, lo cual libera suficiente energía para incitar al aumento en la actividad de búsqueda, por lo que estarán prestas a ejecutar todo tipo de conducta que las lleve a encontrarlo. No hay que dejar sufrir hambre a las aves, pero al momento de experimentar con ellas deben tener hambre. El experimentador ha de estar seguro de que la privación de alimento no sea tan alta  que desmayen, ni tan baja que no se activen en la búsqueda, para dar la respuesta demandada .
    Tercer paso. La actitud de las aves en búsqueda de alimento, es el momento indicado para que el experimentador presente los estímulos en el orden previamente establecido y para que las aves manifieste su respuesta frente a ellos.
    Cuarto paso. Cada respuesta acertada debe ser reforzada de inmediato, debido a que las aves emiten respuestas adicionales previas y después del acierto, entre la ocurrencia que deseamos reforzar y la entrega real o física del reforzador. El reforzamiento inmediato es más efectivo que cualquier otro (demorado, huella, hacia atrás...) y al reforzar de inmediato la conducta deseada, se evita reforzar las respuestas mediadoras. Por ejemplo:
   Si deseamos reforzar la respuesta de las aves cuando "se acercan a la puerta" de la jaula, abriendo la puerta, el refuerzo debe llegar  de inmediato cuando se colocan junto a la puerta. Pues de lo contrario sería inadecuado si se abre la puerta cuando ya se han alejado de ella, porque entonces la respuesta reforzada será "alejarse de la puerta".
   La solución práctica al problema de aplicar el reforzamiento inmediato, consiste en establecer un estímulo discriminativo que funcionará al mismo tiempo como reforzador condicionado. Los estímulos auditivos y visuales son los más efectivos. Veamos: utilización de sonido de una campanilla y abrir la puerta.
   El experimentador antes de abrir la puerta de la jaula, suena una campanilla, abre la puerta y deposita alimento en la entrada cuando las aves se acercan. Tiempo después, el sonido de la campanilla, hace que se amontonen en la puerta, esperando que abra. La campanilla previamente neutral, pasa a ser condicionado. Las aves discriminan que cuando la campanilla suena, hay que ir a la puerta porque se abrirá. luego de establecidos estos dos estímulos, no se da el alimento, pues las aves han de ejecutar otras respuestas antes de la respuesta final que será comer de la mano del experimentador. 
   Se suman a estas respuestas, responder al nombre y caminar en línea recta hasta la mano del experimentador. Para lograr la caminata en línea recta, basta reforzar las respuestas en esa dirección y no reforzar direcciones contrarias. A medida que se adquiere esa modalidad se va dejando de reforzar con alimento, entonces solo se reforzará la respuesta final, cuando a una distancia prudente, las aves logran avanzar en línea recta hacia la mano, estímulo final de la cadena de estímulos y respuestas propuestos desde el principio, e ingiere el alimento.
     la aplicación cuidadosa y sistemática del proceso del moldeamiento aunado al uso de un reforzador positivo efectivo, son suficientes para enseñar a un individuo cualquier conducta operante para la cual este físicamente capacitado.
   En el trayecto de este experimento, se estudiarán los fenómenos de condicionamientos en sus modalidades generalización y discriminación, por decisión de el experimentador al compartir el estudio con los miembros de la familia. Con esto se pretende mostrar como se puede hacer acercamiento emocional entre ellos mientras se unen por un propósito común, lo cual conlleva reforzamientos generalizad os efectivos, para lograr las respuestas generalizadas de las aves y del grupo que lleva a cabo el experimento.
   Se han moldeado conductas operantes logrando ejecuciones sorprendentes en animales y personas. ratas y pichones capaces de aprender a jugar ping-gong y niños de dos o tres años escribir en máquinas de manera aceptable. Aun no han comenzado a ser explotadas las posibilidades del moldeamiento para desarrollar las capacidades tanto de animales como de los humanos, pero ha sido ampliamente demostrado su efectividad en la manipulación de la conducta.

Gracias por participar de este blog. No olvides dejar tu comentario, FLAVIA PEGUERO.
(autoría: Flavia Peguero. Propiedad registrada y certificada por la ley del derecho de autor 65-00 de la República Dominicana. Avalada por acuerdos internacionales legales)
  

viernes, 23 de mayo de 2014

REFORZADOR POSITIVO Y LA ACTIVIDAD DEL ORGANISMO

     El efecto que sobre la conducta de un sujeto ejerce la ausencia del reforzador positivo demandado por necesidad, es elevar el nivel general de actividad en el organismo. Cuando un organismo es privado de este estímulo, se genera en él un aumento en la actividad de búsqueda, con el fin de suplir su falta. Por ejemplo, un individuo que no haya ingerido alimentos, se activa su funcionamiento fisiológico, con la sensación de hambre, esto lo motiva a buscar que comer, con el propósito de saciar esa necesidad.   
    Un sujeto con elevado nivel de actividad, manifiesta su conducta en dirección al reforzador, accionando de paso algunas otras respuestas que no son reforzadas directamente al momento de recibir el reforzamiento por la ejecución de la que en principio se propone, pero algunas de éstas otras respuestas se incrementan substancialmente, mientras que en otras apenas se percibe el aumento de su frecuencia. Esto se debe a que en el proceso de búsqueda del reforzador positivo, el sujeto interactúa con el ambiente, el cual contiene unidades de estímulos y la conducta ejecutada por igual contiene unidades de respuestas. Veamos un ejemplo:
   Las aves privadas de alimento, buscan activamente con insistencia en el contenedor, en la jaula, escarbando en cada rincón... de repente descubren la llegada del experimentador, por el silbido que acompaña la presentación de la mano conteniendo alimento... entonces, aletean, pillan, saltan y se amontonan todas en la puerta de la jaula cuando abre, para salir corriendo y comer de la mano del experimentador...
   Como puede notar, la conducta de correr en busca del alimento, está compuesta por las unidades de respuestas aletean, pillan, saltan, se amontonan en la puerta, salen corriendo y comen de la mano. De todas esas respuestas, solo comer de la mano es la determinada por el experimentador para ser reforzada con alimento. Sin embargo, cada vez que el experimentador aparece las aves repiten cada una de las unidades de respuestas que componen su conducta de ir a comer de la mano. las demás respuestas son reforzadas por estar presentes al momento de las aves recibir el reforzador positivo, en este caso el alimento. Esas unidades de respuestas son reforzadas por casualidad o contingencia.
   Por tanto al momento de reforzar la conducta, el sujeto estará manifestando varias unidades de respuestas, es necesario ubicar a cual de ellas queremos incrementar la probabilidad de ocurrencia, para aumentar su frecuencia. Veamos el ejemplo siguiente.
   Si trataremos de reforzar una determinada conducta manifiesta de un niño, este no solo repetirá esa respuesta, sino que también repetirá otras unidades de respuestas que estuvieron formando parte de la secuencia precedentes o posteriores a la respuesta reforzada:
   El niño está intentando dar sus primeros pasos, se pone de pie apoyando sus manos en la mesa y luego pasa a la silla, avanza y al no encontrar más apoyo se sostiene en sus pies, logrando mantenerse sin apoyo unos cuantos segundos y luego cae sentado en el piso.
   La madre que observa la escena, se para de su asiento y festeja con aplausos la conducta del hijo.
   Entonces el niño vuelve a intentarlo y nuevamente se pone de pie apoyado en la mesa, luego en la silla, se suelta y se deja caer sentado en el piso.
   ¿Qué provoca en el niño la repetición de la conducta y toda la secuencia de unidades de respuestas?
   El acaba de recibir un reforzador positivo como consecuencia de la conducta y la repite, esperando ser reforzado nuevamente. La repetición de la secuencia conductual se debe a que no sabe cual de las acciones que ejecutó es la que ha provocado la alegría y aplausos de la madre que le han agradado tanto al punto de repetir todas las respuestas.
   Preguntamos a la madre ¿cuál es la conducta que está celebrando? 
   Ella responde: se puso de pie por primera vez él solito.
   Analizamos en la secuencia de la conducta las unidades de respuestas:
   1. se apoya en la mesa
   2. luego en la silla
   3. se sostiene en sus pies
   4. cae sentado en el piso
   Aunque la unidad de respuesta se sostiene en sus pies, es la que recibe el refuerzo, las precedentes y posteriores estuvieron presente al momento de la aplicación del refuerzo, por lo que fueron reforzadas indirectamente o por casualidad.
    La ausencia del reforzador positivo da como resultado un organismo activo, esta propiedad juega un papel importante en el proceso de moldeamiento de la conducta operante, al tiempo que se hace muy difícil reforzar la inactividad de cualquier individuo.
    Es frecuente la queja de algunas madres relacionada con la conducta del niño o joven en el sentido de que éste no tiene un comportamiento adecuado aun reciba la atención a los reclamos que hace. Veamos el caso de un niño de cuatro años, queja de la madre:
   - Ese niño se comporta de manera insoportable, siendo menor que la hermana pretende dominarla, le quita los juguetes, es acaparador, no comparte, no atiende a las correcciones que se le hacen, me tira de la falda, cuando no hago caso a sus exigencias, en fin, nadie puede con él... 
   - ¿Cómo es su conducta en la escuela?
   - Totalmente lo contrario, no tengo queja.
   - ¿Qué hace papá al respecto?
   - Nada, se encierra con su computadora a trabajar en su oficina, y me deja la brega.
   - ¿Cuántas veces al día le das un abrazo y le dices que lo quieres?
   - ¿Pero cómo voy hacer eso, si solo da bregas?...  
   El reforzador positivo se caracteriza por aparecer como consecuencia de la conducta y aumenta la probabilidad de que se repita la respuesta reforzada en el repertorio del sujeto en cuestión. Ahora bien, la magnitud del incremento en la frecuencia de la conducta en cada caso va a depender de los factores que intervienen en la relación probabilística de la respuesta con el estímulo controlador, como son la eliminación o el cambio en la propiedad controladora de la respuesta y la experiencia del sujeto con el medio (ver el tema: LA RELACIÓN ENTRE LA CONDUCTA OPERANTE Y EL ESTIMULO CONTROLADOR).
   Gracias por participar de este blog. No olvides dejar tu comentario, FLAVIA PEGUERO.
(Autoría: Flavia Peguero. Protegida por la la ley de derecho de autor 65-00 de la República Dominicana, con el aval de acuerdos internacionales legales)

REFORZAMIENTO POSITIVO Y TOPOGRAFIA DE LA RESPUESTA

   El proceso de reforzamiento como tal, no solo afecta la frecuencia de las respuestas, sino que también afecta su topografía. La topografía de una conducta operante se refiere a la naturaleza de las respuestas que en conjunto la componen, es decir la unidades de respuestas contenidas en la conducta. Por tanto la topografía implica lo que es la forma, la fuerza y la duración de varias respuestas sucesivas. 
   El reforzamiento modifica la forma exacta, la fuerza y duración en la secuencia de respuestas, aun cuando cada respuesta reforzada cuente con una frecuencia equivalente a la operante gruesa, cualquiera que sea su forma, fuerza y duración particular. Por ejemplo:
   La paloma presiona el pedal del contenedor.
   1. En la respuesta presiona el pedal, se puede apreciar si la paloma ¿utiliza la pata derecha? ¿la izquierda? ¿levanta las alas? ¿la cabeza arriba?... como ejecuta esa acción, es la forma de la respuesta.
   2. Presiona ¿fuerte o débil?... con energía, mas o menos fuerte, suavemente... es la fuerza de la respuesta.
   3. La acción de presionar ¿es corta? ¿es prolongada?... presiona rápido y suelta, deja la pata en el pedal cierto tiempo antes de soltar... es la duración de la respuesta.
   Cada vez que se refuerza una variación de la topografía sea por casualidad o por la estructura del organismo o el medio que se utiliza, la última topografía será la que predomine. Basados en esto, si el sujeto emite una secuencia de varias unidades de respuestas con su pata derecha, cortas y enérgicas donde cada una de ellas es reforzada, la conducta operante compuesta por estas respuestas, contendrá una alta tasa de ocurrencias cuya topografía predominante será: presiones con pie derecho, cortas y enérgicas.
   En el ejemplo anterior, el reforzamiento estableció los resultados para esa topografía particular. Ahora bien, si deliberadamente manipulamos el pedal, imponiendo unos grados de dificultad en la presión, dado que es muy fácil que cualquier movimiento leve es capaz de bajarla, esto hará que la paloma tenga que aplicar más energía para ejecuciones largas y enérgicas al presionar la palanca. Entonces se habrá cambiado la definición de la operante.
   En la relación de la conducta operante con el reforzamiento y la topografía, sean las respuestas reforzadas de manera selectiva en forma fortuita o sistemática, el resultado siempre será el mismo.
   En el caso fortuito o por casualidad decimos que la respuesta ha cambiado, ya que si llegaran a ocurrir respuestas con una topografía diferente también serían reforzadas. En el caso sistemático se hizo un cambio a propósito ya que las conductas con otras topografías no serán reforzadas. 
   Aun cuando el resultado es el mismo, la distinción que hacemos es importante cuando se analizan las causas ambientales de los cambios en la topografía de las respuestas.
   Veamos un ejemplo:
   El experimentador, espera que las aves corran en línea recta hacia la mano que contiene el alimento,
   - Cuando suena el silbido y la campanilla, las aves privadas de alimento, saltan y se amontonan en la puerta, esperando que abra, para salir.
   - Se abre la puerta y salen en dirección opuesta a la esperada.
   - El experimentador las encierra nuevamente, ha de cambiar la topografía de esa conducta. repetirá sistemáticamente el proceso, hasta lograr que corran en línea recta.
   Si el experimentador no establece previamente el sistema del proceso de condicionamiento que lleva a cabo, con las respuestas que quiere reforzar positivamente, todas las respuestas emitidas aun la esperada se reforzarán de manera fortuita. Por tanto es preciso conocer que la conducta operante, para ser modificada, necesitará del reforzamiento diferencial, con el cual se refuerzan las respuestas esperadas y no se refuerzan las no deseadas.
   Gracias por participar en este blog. No olvides dejar tu comentario. FLAVIA PEGUERO.
(Autoría: Flavia Peguero, certificada por la ley 65-00 de la República Dominicana de protección al derecho de autor avalada por los acuerdos internacionales legales)
   
   .

CONDUCTISMO. ESQUEMA DE RELACION CONDUCTA Y MEDIO AMBIENTE.

     En este cuadro se muestra la relación entre la conducta y el medio ambiente. También los elementos de interacción que refieren los conceptos básicos del estudio de la conducta a través de la teoría conductista. En este caso el conductismo radical de F. B. Skinner, donde se toma en cuenta como principal objetivo la relación estímulo-respuesta (E-R) en la manifestación del comportamiento, y que está dirigido exclusivamente a la psicología experimental de la conducta observable, medible y reproducible, propio del condicionamiento operante.

               1. INTRODUCCIÓN AL ANÁLISIS DE LA CONDUCTA 1
                                                               ↓

      Teoría Psicoanalítica    Teoría Cognitiva      Teoría conductista
               S. Freud J.                Piaget                      F. B. Skinner
            (sentimientos)         (conocimientos)      (comportamientos)
                              
                                                                                              ↓
                                           2.  CONDUCTISMO   ←  
                                         (Psicología Experimental)                     
                                                            ↓                                      
                                                            ↓                                      
                                                           
        a. CONDUCTA                ← Relación→         b. MEDIO AMBIENTE
   Unidades llamadas Respuestas                       Unidades llamadas Estímulos
                      ↓                                                                        ↓
                                                             
    3. TIPOS DE CONDUCTA               4. DETERMINANTES AMBIENTALES 
                       ↓                                                                      ↓
     a. Operante o Instrumental                   (de la conducta y/o estímulos) 
                        y                                                                   ↓
     b. Refleja o respondiente                                     Históricos  
                                                                                           y
      c. Liberadora o controladora                       Contemporáneos
                                                                                           ↓
                                                                                       
     5. CONDICIONAMIENTOS                  6. TIPOS DE ESTÍMULOS
                           ↓                                                              ↓
     a. Operante o instrumental
                         y                                                Todos en principio son
     b. Clásico o Respondiente                                    Neutrales
                        ↓                                                                ↓
                                                          (Antes de la conducta)  (Después de ella)            
     c. Procesos específicos                                   ↓                            ↓
                       de                                       E. Evocadores  y  E. Reforzadores
     Condicionamiento Clásico                             ↓                           ↓
                         ↓                                                                                                   
      1. Simultáneo                                        1. Incondicionados    1. Primario
      2. Demorado                                          2. Condicionado       2. Secundario
      3. Huella                                                3. Discriminativo       3. Positivo
      4. Hacia atrás                                                                          4. Negativo
      5. De segundo orden

     Después de los condicionamientos, tanto las respuestas como los estímulos cambian sus estatus para convertirse en condicionados.

    Gracias por participar de nuestro blog. No olvides dejar tu comentario. FLAVIA PEGUERO.
    (Autoría Flavia Peguero. Certificada por la ley de derecho de autor 65-00 de República Dominicana, con aval de los acuerdos internacionales).

miércoles, 14 de mayo de 2014

HOLA SOY FLAVIA PEGUERO. LES PRESENTO EL BLOG.

   Hola soy Flavia Peguero. Les presento nuestro blog preguntan2aflavia.
   Laboramos en el área de la Psicología Clínica, Terapia Familiar y Pedagogía como docente de la universidad.
   Espero compartir con todos los visitantes de esta página web, conocimientos relacionados con la ciencia de la psicología experimental, psicosocial, psicopedagógica, temas de actualidad, así como también vivencias que ustedes y yo hemos experimentado alguna vez en el curso de nuestras vidas analizando los contenidos históricos y culturales.
   Este blog es fuente de inspiración por y para los estudiantes de psicología experimental, mis alumnos y aquellos que estudian a distancia alrededor del mundo, a quienes también guardo en igual consideración. Es mi deseo que esta página se convierta en fuente del saber compartido donde todos aprendemos a saciar la sed de comprender mejor, la curiosidad, el debate de opinión, preguntar sin temor, garantía de respuestas y contra respuestas valorando con respeto sus opiniones, porque cada línea de criterio tiene todo el valor de quien lo sustenta sin importar su credo político-religioso. 
   También encontrarán las experiencias de la terapia familiar que se desarrolla en la consulta de La Licenciada Flavia Peguero en el gemelo de pregntan2aflavia: flavia.peguntan2aflavia.com con los estudios de casos dirigido a estudiantes universitarios de psicología clínica en el nivel de práctica y pasantía, así como a los interesados en estos temas de ayuda que buscan orientación para resolver problemas relacionados o afines a sus propias inquietudes.
   Cada tema y cada caso de preguntan2flavia están escritos con todo el amor y el deseo de quien escribe, de aportar en ayuda y conocimiento compartido entre usted amigo lector y quien les invita a participar. Su servidora y amiga FLAVIA PEGUERO.
   Los contenidos de esta página pueden ser copiados, compartidos y traducidos. Entra a: preguntan2aflavia.blogspot.com/ para estudiantes de Psicología y personas que gustan de la lectura y también a:
flavia-preguntan2aflavia.blogspot.com/ para estudiar casos clínicos. Pueden seguirnos en facebook con Flavia Peguero comparte, dale a me gusta y forma parte del grupo, Flavia Peguero en twiter y también Flavia Peguero en google+, donde también publicamos preguntan2aflavia.
   El contenido de esta página Web es creación y propiedad de su administrador FLAVIA PEGUERO.
   (Protegido por la ley del derecho de autor No. 65-00 de la República Dominicana, avalada por acuerdos legales internacionales).